ESTUDIOS DEL APARATO DIGESTIVO

ECOGRAFÍA

La ecografía es un procedimiento seguro que utiliza ondas de ultrafrecuencia para obtener imágenes de muchas de las estructuras de nuestro organismo.

GASTROSCOPIA

La gastroscopia es una exploración que permite la visualización directa de la parte alta del tubo digestivo (esófago, estómago y duodeno), utilizando un tubo flexible delgado. La gastroscopia se realiza habitualmente con el fin de evaluar la causa de molestias abdominales: dolor, náuseas, dificultad para tragar, acidez, ardor, etc. Es, asimismo, el método más eficaz para valorar la causa de hemorragias que tengan su origen en el tubo digestivo superior.

Por esta técnica se pueden detectar tumores en estadio precoz. Mediante la extracción de pequeñas muestras de mucosa que posteriormente son estudiadas al microscopio, se puede hacer la distinción entre lesiones benignas y malignas. La toma de estas biopsias no debe resultar preocupante ya que se realizan casi sistemáticamente y por motivos muy diferentes.

Además de ser un método diagnóstico, la gastroscopia tiene un importante aspecto terapéutico. A través del canal del endoscopio, podemos pasar gran variedad de instrumental, que permite actuar sobre diversas lesiones: dilatación de zonas estenóticas (estrechas), extirpación de pólipos, extracción de cuerpos extraños, tratamiento de focos de hemorragia, etc., evitando o reduciendo la necesidad de transfusiones y la utilización de cirugía en un gran número de pacientes.

COLONOSCOPIA

La colonoscopia es una exploración que permite la visualización directa de todo el intestino grueso y también, si es necesario, la parte final del intestino delgado (íleon terminal), utilizando un tubo flexible que se introduce a través del ano. Se le administrará medicación del tipo de analgésicos y sedantes, para que la exploración sea menos molesta. Durante la prueba puede experimentar molestias abdominales y sensación de hiperpresión abdominal, con necesidad de evacuar su intestino. El tiempo aproximado de la exploración oscila entre 15 y 60 minutos. Durante la colonoscopia, si es necesario, se toman pequeñas muestras de mucosa (biopsias) para estudios de Anatomía Patológica. En el caso de detectar pólipos, pueden ser extirpados usando un bisturí eléctrico.

This website uses own and third-party cookies. If you continue to browse the site, you are agreeing to the use of cookies. More info about the Cookie Policy.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close